Muchas veces, cuando nos llamáis para uniros a nuestras clases, nos preguntáis sobre cómo trabajamos, si hay que tener algún requisito de flexibilidad para poder incorporarse a este método, unido a un montón de excusas por las que os definís como “torpes”. Y es inevitable que se nos escape alguna sonrisa con esas primeras conversaciones.    […]